Apalancarte de lo que ya existe en el mercado hará que seas más efectivo en tu negocio

Una de las cosas que se encuentran pululando en Mérida, la ciudad en la que acabo de mudarme son las zonas residenciales y con ellas llegan familias con hijos de temprana edad.

Este “momentum” de crecimiento es el ideal para iniciar un negocio y afianzarte en la comunidad para ser pionera en tu ramo, además de que les acercas tu producto o servicio a la zona donde viven.

Tal es el caso de abrir, por ejemplo, locales comerciales o, como es el caso de mi socio y amigo, el abrir una escuela.

Su esposa es educadora de profesión y toda su vida la ha dedicado a esta noble labor, además que uno de sus sueños ha sido abrir su propio colegio para lograr transmitir su propia pedagogía, que durante toda su carreara ha perfeccionado en las diferentes instituciones en las que ha estado.

Viendo la gran oportunidad que tienen enfrente y observando que las familias están llegando con niños en edad pre-escolar y primaria, está con la idea de abrir su colegio.

Así que se ha puesto en marcha y ha comenzado a buscar los recursos y realizar su plan de negocios para comenzar con los trámites y abrir su propio colegio el próximo periodo escolar.

Muchos son los retos que tiene por delante y más su voluntad por sobreponerse a ellos para conseguir su sueño. Hoy platicando sobre lo que tiene planeado hacer, me comparte que es comenzar con introducir un sistema de enseñanza inglés ya establecido y no estar descubriendo el hilo negro por ahí.

Ella se enteró que Harmon Hall ofrece su modelo educativo, llevando las clases de inglés para escuelas que deseen apalancarse de esto sin tener que dedicarle tiempo, dinero y esfuerzo en crearlos por ellas mismas.

Este recurso del idioma inglés es justo lo que tiene como diferenciador las escuelas particulares, por ello es importante contar con un buen gancho de atracción para que, entre otros factores, éste sea uno de los más contundentes.

Aunado con un buen modelo creando una escuela bilingüe, ayuda a la toma de decisiones a los papás que desean que sus hijos aprendan un segundo idioma desde temprana edad.

A esto se le suma la metodología pedagógica que ha estado puliendo la esposa de mi socio, en donde el niño es el centro de la enseñanza, respetándolo como ser individual y no encerrarlo en un modelo tradicional.

Su propuesta es no encajonar a todos los niños en un mismo proceso de aprendizaje, por el contrario, busca resaltar los valores y habilidades natos de los niños para que los desarrollen al máximo y no se eclipsen por quererlos ajustar a un modelo determinado.

Ver la emoción de esta mujer fuerte y llena de talento que demuestra ante todo este proyecto, me deja claro que no habrá nada que la detenga en alcanzar lo que tanto ha soñado. Además de que ahora cuenta con su pareja y una serie de personas que visualizan el mismo panorama.

Le deseo todo el éxito que se merece y será sensacional ver las caritas de sus alumnos al estar inmersos en un ambiente lleno de amor y respeto hacia sus personitas.