La medida y el peso, esenciales para la venta de productos

Recuerdo que cuando visitaba a mi abuelita materna una de las actividades que hacíamos con ella era ayudarla a desgranar el maíz. Para nosotros, niños citadinos, era un juego divertido el tomar un elote y con él tratar de separar los granos de la mazorca a desgranar.

Al principio esto es complejo, ya que requieres de cierta maña aplicando una fuerza muy estratégica para que los primeros granos se desprendan. Una vez logrado este primer paso, el terminar de desgranar el maíz resulta sencillo.

Mi abuelita era muy diestra en este arte, mientras ella desgranaba diez mazorcas, yo iba en la primera. La idea era ayudarla y platicar con ella sobre sus grandes aventuras juveniles. Cuando terminábamos la tarea, mi abuelita “medía” los granos con una lata, a la que llamaba cuarterón. Al llenar ese bote decía que equivalía a un cuarterón y así lo vendía.

Esa parte me agradaba mucho, porque llenaba las latas y las contaba. Ella también me enseñó a usar una báscula que tenía pesas. Me mostró cuánto valía cada pesa y así la colocaba en un extremo de la balanza. Ponía en el plato el producto a vender y debía mantenerse equilibrada la barra, entonces llegamos de esta forma al peso ideal.

balanza

Ahora con el paso de los años, puedo ver que esa forma de contar y medir sigue más que vigente, sólo que se han modernizado algunas versiones de medida y se han ajustado otras nuevas versiones de básculas para las diversas industrias que requieren medir, pesar e incluso rellenar ciertos recipientes a la velocidad de la luz, naciendo así versiones de básculas industriales muy interesantes. Por ejemplo:

  • Báscula de Piso: este tipo de báscula tiene la peculiaridad de que puede soportar y medir desde quinientos kilos hasta diez toneladas de línea y cualquier otra capacidad en fabricación especial.
  • Básculas de Mesa: estas básculas resultan ser de muy alta precisión ya que su uso va desde el doméstico hasta el farmacéutico donde la precisión es esencial. Suelen medir desde micro gramos hasta medio kilo, hay versiones que logran pesar un poco más.
  • Básculas de Montacargas: es todo un equipo donde se integra un sistema de pesaje y el manejo de mercancía que proporciona información de los contenedores, además de poder moverlos de un lugar a otro.
  • Básculas Ensacadoras: la industria y su vertiginosa carrera requiere ser efectiva y para ello se han creado las básculas para llenado de sacos en forma automática.
  • Básculas llenadoras: este es otro sistema construido para dosificar líquidos regulares, viscosos o espumantes también de forma automática.
  • Básculas Mecánicas: esta báscula de plataforma móvil está diseñada para un uso rudo con capacidad que va desde los 200 kilogramos hasta mil kilogramos.

Como ven, el avance de las tecnologías y sus nuevos requerimientos han originado nuevas versiones de lo que antaño se usaba, logrando así ser más eficientes para satisfacer la demanda del mercado.

Si te encuentras en la industria y requieres de básculas industriales especializadas, es ideal que te acerques a expertos en el ramo como lo son justamente La Casa de la Báscula, en donde encontrarás la báscula ideal para tu empresa.