El mejor momento para comprar casa

 

La compra de una propiedad, ya sea casa o departamento, se considera una de las grandes decisiones de la vida. Y no es para menos; los plazos para el pago de una hipoteca pueden ser de hasta veinte años y aun contando con los planes de crédito y financiamiento, es preciso hacer un desembolso inicial de varios miles de pesos para el enganche. Por tanto, parecería raro que alguien se embarcara en un proceso como éste varias veces; a menos que se tratara de un multimillonario, claro está.

comprar una casaSin embargo, la compra de bienes raíces también puede verse como un ciclo de inversión, en el que la casa o el departamento no se consideren el lugar donde se habitará de por vida, sino que sean tanto soluciones de vivienda para una determinada etapa, como recursos que se podrán emplear para nuevas inversiones.

Podemos distinguir tres etapas de la vida en las que la compra de una casa es una necesidad y en función de ellas, identificaremos tres tipos de compradores:

compradores de casasPrimeros compradores. Se trata de los adultos jóvenes y solteros o recién casados que buscan su primera vivienda. Su edad oscila entre los 20 y 30 años y su poder adquisitivo puede ser limitado, aunque en muchos casos cuentan con prestaciones como las del Infonavit o Fovissste. Es común que los primeros compradores piensen a futuro y se hagan el propósito de adquirir la vivienda idónea para el tipo de familia que planean tener. Sin embargo, estas expectativas suelen estar más allá de su presupuesto inicial, lo cual les impide hacer la compra. Lo recomendable para ellos es buscar una propiedad adecuada para sus necesidades presentes; por ejemplo, un departamento con una o dos recámaras. Lo ideal es buscar un plan crediticio con plazos fijos, no mayores de 15 o 20 años y con la posibilidad de hacer pagos adelantados.

Compradores en crecimiento. Son las personas que ya comenzaron a formar una familia y buscan un hogar más grande. Para ellos, el haber comprado una pequeña propiedad en la juventud será una ventaja, pues podrán contar con ella como respaldo para dar un mejor enganche y adquirir un inmueble más grande. Por lo general, estos compradores buscan una casa, o bien una propiedad dentro de una urbanización moderna, como los nuevos departamentos en Atizapán. Su capacidad adquisitiva es mayor y pueden contratar créditos a corto plazo.

Compradores consolidados. Quienes ya formaron y vieron crecer a su familia pueden plantearse nuevas necesidades de vivienda. Si los hijos ya se independizaron y la casa familiar resulta demasiado grande para ellos, pueden pensar en venderla e invertir en un lugar que se adapte a su nueva situación. Estos compradores ya tienen un patrimonio asegurado y además cuentan con el respaldo de sus propiedades, así que pueden permitirse créditos de cinco años o incluso con plazos menores, para comprar la vivienda en la que disfrutarán su etapa de retiro.casa

Como hemos visto, la compra de una casa o departamento no tiene que ser una decisión de por vida. Con planificación y asesoría financiera, es posible hacer varias inversiones que respondan a nuestras necesidades en cada etapa.