Cómo elegir un consultor fiscal para tu empresa

Hablar de cuestiones fiscales nos remite inmediatamente al tema de los impuestos. Por ello, cuando se valora la importancia de contratar a un asesor fiscal para nuestra empresa o negocio, pensamos que este tipo de profesionales deben estar capacitados para calcular y presentar impuestos, así como para brindarnos información actualizada en materia de leyes y requerimientos fiscales.

Y, en efecto, una de las principales funciones de la consultoría fiscal es proporcionar asesoría y orientación, tanto a empresas como a particulares, acerca de todos los asuntos relacionados con la situación tributaria; desde el cálculo de impuestos hasta las últimas disposiciones de Hacienda para la presentación de las declaraciones o la emisión de comprobantes y recibos.

consultor-fiscalSin embargo, un asesor fiscal, especialmente uno bien preparado y actualizado, puede hacer mucho más por tu negocio. Para elegir a los mejores candidatos, considera otras de las áreas y actividades en las que puedes requerir el apoyo de estos profesionales:

Constitución de empresas

Si estás pensando en constituir una empresa o establecer una subsidiaria, un asesor fiscal te orientará en cuanto a los requerimientos fiscales que esto implica. Pero también puede informarte acerca de los distintos tipos de sociedad que puedes constituir y ayudarte para elegir la más adecuada, de acuerdo con tu modelo de negocios.

Adquisiciones, reestructuraciones o fusiones

Para mantener su potencial competitivo, una empresa puede tener la necesidad de reestructurarse o fusionarse. También es posible que tu prosperidad financiera te permita aprovechar la oportunidad de adquirir una empresa. Un asesor fiscal está capacitado para ayudarte a elegir la mejor opción y para indicarte los trámites que debes seguir en cada caso.

Operaciones financieras

Ya se trate de inversiones u operaciones de financiamiento, tanto en el país como a nivel internacional, los asesores fiscales te ayudan a diseñar los planes más adecuados al perfil de tu empresa.

Planeación patrimonial

La conservación y la transferencia de un patrimonio tienen implicaciones fiscales y tributarias. Los consultores fiscales asesoran a individuos y familias en la planeación de cuestiones como testamentos, herencias o escrituraciones. Aunque en estos casos también es conveniente la intervención de un asesor jurídico, el consultor fiscal te ayudará a considerar los impuestos que se generan en cada trámite y te dará opciones para evitar pagos excesivos.

Representación ante las autoridades tributarias

En caso de tener un requerimiento de Hacienda, ser objeto de una auditoría o solicitar una devolución de impuestos, el consultor fiscal es el profesional que quieres tener de tu lado. Te ayudará a comprender en qué consiste cada trámite, a revisar y organizar la documentación necesaria para resolverlo y a conocer las posibles resoluciones que puedes obtener de las autoridades, así como lo que debes hacer en cada caso.

Como habrás visto, un consultor fiscal puede aplicar sus conocimientos para resolver distintas situaciones relacionadas con las finanzas y los trámites fiscales de tu empresa. Por ello es importante que al evaluar a un candidato, consideres las siguientes características:

Especializacióncontadores

Asegúrate de que el consultor esté especializado en materia fiscal y que tenga conocimientos actualizados en lo referente a las leyes y disposiciones tributarias.

Confianza

El asesor fiscal tendrá acceso a información confidencial y delicada de tu negocio e incluso de tus finanzas personales. Comprueba que se trata de una persona íntegra y confiable; considera las opiniones de quienes han sido sus clientes y verifica su certificación ante instancias como el Colegio de Contadores Público.

Habilidad para generar soluciones

Además de la preparación y actualización del profesional, valora su capacidad para comprender tus necesidades y generar respuestas. Si tienes que decidir entre dos asesores igualmente preparados, prefiere al que muestre una mejor comprensión de tu esquema empresarial y una mayor habilidad para resolver los problemas que le presentes.