Ideas que llegaron para quedarse

Existen muchos mecanismos extremadamente simples que cambiaron el curso de la historia, permitiendo que se inventaran máquinas que redefinieron la forma en que se han realizado muchas actividades.

Tomemos como primer ejemplo a la rueda.

Lo más notable de este dispositivo, es que si bien tenemos articulaciones, el girar indefinidamente en un sentido, no forma parte de los mecanismos existentes en la naturaleza, como las palancas o las articulaciones que transfieren un movimiento rotacional.rueda

La rueda permitió en primer término, trasladar cargas muy pesadas como grandes bloques de piedra hasta las construcciones del mundo antiguo.

Las ruedas en esos tiempos se hacían con troncos redondos sobre los que se deslizaban los grandes objetos de la antigüedad.

Con el tiempo estos troncos redondos se cortaron en rebanadas transversales generando así a las ruedas que se colocarían años después en las carretas y otros transportes y que eran tirados por caballos o mulas.

La rueda también propició que se inventaran mecanismos en los que los objetos que no eran redondos se colocaran sobre un centro común de giro, creando dispositivos como las máquinas de guerra, que tenían un brazo móvil, gatillos para armas de fuego, mecanismos que columpiaban pesados objetos y otros tantos.

Entre los más prominentes usuarios de estos inventos se encontraban Arquímedes y Leonardo Da Vinci, quienes aplicaron estos principios de una forma magistral reinventando el mundo antiguo una y otra vez.arquimides

Inventos como el Tornillo de Arquímedes, que permitía subir agua de un nivel inferior a uno superior mediante un tubo enroscado sobre un eje, y el uso de espejos cóncavos para concentrar la luz del sol e incendiar las velas de barcos que se aproximaban a la costa, son ejemplos de la objetividad que caracteriza a los grandes.

Leonardo, por su parte desarrolló inventos que hasta la fecha han tenido un gran uso y concibió por primera vez máquinas como el avión, el helicóptero y el paracaídas.

Todas estas invenciones fueron el semillero de una gran cantidad de objetos que hasta nuestros días tenemos en uso y pareciera que su desaparición sea poco probable. Incluso en esta era en la que la tecnología, las computadoras y la ciencia nos han planteado una nueva forma de vivir nuestro día a día en las grandes ciudades.

Por ejemplo, la rueda es sin duda de gran uso en nuestros días, pues prácticamente todos los vehículos existentes como bicicletas, motocicletas, autos, camiones, autobuses, trenes y aviones, quienes se valen de ruedas para desplazarlos sobre un terreno de forma suave y minimizando la fricción.

También consideremos mecanismos como las tijeras, las pinzas, las sillas plegables, las membranas usadas para sostener los techos de grandes espacios, espejos retráctiles en los baños o tarimas de trabajo con estructuras en forma de tijeras, son de gran uso por su simplicidad mecánica y por su efectividad en el trabajo para el cual se diseñaron.

No quiere decir esto que ya se inventó todo y que no tenemos que buscar nuevos mecanismos para realizar tareas.

Sólo es importante reconocer que algunas de ellas, están para seguir usándose y seguir transformando nuestro mundo.