M&A, una opción para que tu empresa crezca

Con frecuencia vemos que algunas marcas o empresas conocidas aparentemente desaparecen, para luego resurgir con un nuevo nombre. O bien, están los casos de compañías que se unen y constituyen alianzas, lo cual también puede verse reflejado en sus logotipos y nombres o lemas de marca.

Casos recientes en México son la unión de Iusacell y AT&T, líderes en la industria de la telefonía, o la fusión de los bancos Ixe y Banorte. Lo anterior va más allá de un cambio en la marca y la imagen de estas empresas; lo que hay detrás es una estrategia de crecimiento, basada en el desarrollo externo.

compraventaempresas

Este último se logra mediante la compra de activos o empresas, o bien al tener algún tipo de participación o asociación con otras empresas, aunque cada una siga siendo dueña de sus propios activos. Este tipo de movimientos financieros se agrupan en el concepto de fusiones y adquisiciones, o M&A, siglas de Mergers and Acquisitions.

Según los expertos en finanzas, hay dos motivos principales para llevar a cabo estos procesos de desarrollo externo:

Motivos económicos. Las fusiones y adquisiciones pueden reducir los costos, cuando las compañías unen lo mejor de sus sistemas productivos y comerciales, ya sea complementándose o generando sinergias. La unión también puede aportar nuevos recursos, tanto a nivel de equipos y herramientas como de personal. Hay estímulos fiscales que pueden resultar de las fusiones y adquisiciones, y además está la posibilidad de cambiar o mejorar al equipo directivo.

Motivos de participación en el mercado. Cuando se trata de expandirse a otros países, la fusión puede ser la única alternativa; sobre todo si existen demasiadas condiciones y trámites que obstaculicen el ingreso. En la llamada integración horizontal, es decir, la unión de dos empresas de la misma industria, la fusión o adquisición es una forma de reducir la competencia y sumar capacidades para ofrecer mayores ventajas a los clientes. En la integración vertical, que se da, por ejemplo, cuando una empresa compra a uno de sus proveedores, el crecimiento se da al abarcar varias etapas del ciclo de producción.

fusiones-adquisiciones

Aunque por lo general se habla de fusiones y adquisiciones, en realidad hay al menos tres tipos de estrategias para el desarrollo externo y cada una tiene características que la distinguen:

Fusión. Las empresas se integran y comparten sus activos, de tal forma que desaparece al menos una de las compañías originales.

Adquisición. Las empresas compran o venden paquetes de acciones, pero cada una conserva su personalidad jurídica.

Cooperación o alianza. Las empresas establecen vínculos de colaboración, pero cada una conserva su personalidad jurídica y la independencia de operaciones.

Para concretar la compra, fusión o adquisición, las empresas pueden emplear distintos métodos de pago. Una opción es asegurar la deuda con los activos de las empresas adquiridas. O bien, se puede recurrir a la oferta pública de adquisición de acciones, que es cuando una compañía presenta una propuesta de compra, con la opción de adquirir todos o parte de los activos de una compañía.

Si consideras que alguna de estas opciones puede ser lo que tu empresa necesita para crecer, asesórate con un experto antes de hacer cualquier movimiento. Compañías como Zimma tienen décadas de experiencia en conducir operaciones financieras como los procesos de M&A. Consúltalos e impulsa tu negocio.