Formas de celebrar el fin de año con tu empresa

Diciembre ya nos pisa los talones y seguramente uno de los temas que te rondan por la cabeza, si es que no lo tienes resuelto ya, es el de cómo celebrar el cierre del año con tus colaboradores y empleados.

Más allá de las convenciones sociales y de lo que las fiestas decembrinas signifiquen para cada quien, lo cierto es que la celebración de fin de año es una buena oportunidad para reunir y motivar a todas las personas que contribuyen a tu negocio. Es la manera de celebrar los éxitos y aciertos del ciclo que ha terminado, así como de unir fuerzas y voluntades para que el próximo sea mejor.

Si cultivas esta tradición, estás en buen camino y, como enseguida comentaremos, existen diversas opciones para que celebres a tu gusto, sin exceder tu presupuesto y de una forma en que todos los asistentes disfruten y se queden con un buen sabor de boca.

fiesta-oficina

Te presento algunas ideas:

Una comida o brindis en el lugar de trabajo

Si dispones de un espacio en el que todos los trabajadores puedan reunirse cómodamente y en el que además se pueda instalar todo lo necesario para una comida o un brindis, una opción agradable y económica puede ser organizar el evento en tu empresa. Sólo necesitas alquilar mesas, sillas plegables acojinadas, para estar más cómodos, y el menaje de mesa, si no quieres generar el desperdicio de los platos, vasos y cubiertos desechables.

Hay empresas organizadoras de banquetes que se encargan de todo, el mobiliario, los accesorios y la comida; son una gran opción para garantizar un buen servicio, sin preocuparte por ultimar detalles con otros proveedores.

Para que la reunión sea más animada, y siempre y cuando consideres que armonizará con el ambiente y el carácter de la empresa, puedes contratar música o hasta un grupo en vivo, para que se organice un pequeño baile.

Comida o cena en un restaurante

Las pequeñas empresas, que no tienen un gran número de empleados, podrían sentirse más cómodas y con menos preocupaciones, reservando un área especial en un restaurante. Los costos pueden ser mayores, aunque en esta época existen promociones especiales para empresas. La ventaja es que lo único que debes hacer es reservar con tiempo, elegir un menú o un bufet y disfrutar de la reunión cuando llegue el día. Todo lo demás corre por cuenta del lugar.

fiesta-oficina

Fiesta o evento nocturno

Algunas empresas, sobre todo las más modernas y jóvenes, prefieren la opción de un evento nocturno que culmine en fiesta, para que la celebración sea a lo grande. Considera que si eliges esta opción pueden presentarse algunos contratiempos, como el que no todos los empleados puedan asistir, debido a otras obligaciones o compromisos familiares, y que si la diversión se pone demasiado “intensa”, podrían crearse situaciones incómodas.

Si en verdad te atrae esta alternativa y consideras que tus empleados podrían disfrutarla, trata de ser abierto y facilitar la asistencia de todos. El evento puede comenzar con un brindis y bocadillos, a una hora en la que todos puedan estar presentes, y continuar la fiesta con quienes realmente puedan y quieran quedarse. No hagas que alguien se sienta incómodo o presionado por no poder quedarse. Y para evitar los “estados inconvenientes”, modera la distribución de las bebidas.