Alternativas fáciles y temporales de vestir un alquiler como si fuera tuyo

Una de las cosas más complicadas al alquilar un espacio para vivir es hacerte sentir que es tu propio espacio. Sabemos que lo estamos rentando y eso nos debería dar la sensación de “pertenencia”.

Sin embargo, si eres como yo sabemos que no es así y lo que menos deseas es regresar la propiedad llena de hoyos y en malas condiciones o hacer grandes inversiones que a final de cuentas se quedarán en una propiedad que no es tuya.

La misma sensación tiene el arrendatario, sabe que aún cuando está recibiendo un beneficio por la renta de su propiedad, sabe muy en el fondo que al final del contrato se podrá topar con inconvenientes que, en algunos casos serán menores y en otros serán atroces.

La cuestión es que existen alternativas fáciles y temporales para vestir ese nuevo hogar que has alquilado como si fuera tuyo.

De esta forma reiteramos de que, el hecho de que no seamos propietario del lugar no significa que no pueda vestirse o cubrir las partes no tan bonitas para darle un toque personal.

A continuación te brindamos algunas ideas en donde puedes darle personalidad y estilo temporal a tu hogar.

  • Las viejas encimeras antiestéticas pueden convertirse temporalmente en granito con materiales listos para colocarse. Al igual que con el papel de contacto, el granito instantáneo consiste solo en “pelar y pegar” y se puede aplicar directamente sobre las encimeras viejas. Lo bueno de esta idea es que se puede volver a levantar cuando estés listo para entregar el departamento para mudarte de nuevo.
  • La iluminación en los apartamentos puede ser muy desagradable o insuficiente. Puedes recurrir en su lugar en colocar bonitas lámparas ya sea de techo o de pared así como lámparas de piso y de mesa. Ya sea con luz indirecta o focal, puedes cambiar totalmente la percepción y luminosidad de tu hogar. Una vez que decidas cambiarte, te podrás llevar todas tus lámparas sin mayor problema.
  • Los propietarios son personas prácticas y para ello tienden a usar pintura blanca por ser un color neutro e incluso económico, pero puede dar como resultado un departamento muy insulso. Puedes aprovechar la pared como lienzo y colocar un patrón en esas paredes blancas lisas con fondos de pantalla extraíbles en donde podrás encontrar ese patrón que armonice con tus cosas.
  • Si cuentas con un espacio al aire libre puedes convertirlo en una habitación extra. Para ello puedes cubrir los pisos de ese patio con cubiertas tipo deck de madera, lo que realzará el lugar y lo podrás disfrutar al máximo. Este tipo de alternativas suelen ser económicas y más si el espacio es reducido.
  • El uso del acero inoxidable puede aportar un aspecto nuevo y brillante, incluso en las cocinas más anticuadas e insípidas. Puedes recurrir a unas barras de acero, rejillas o repisas para colocar detalles lo que le dará más personalidad a tu cocina. Afortunadamente este tipo de repisas y accesorios son fáciles de colocar y quitar cuando te vayas.
  • Trae un poco de tu propia historia personal a tu espacio. Esto lo puedes conseguir al colocar un colage de retratos familiares estilizados o esas fotos especiales de tus viajes o sencillamente una obra de arte que tanto te gusta. Esto realmente hará sentir que el espacio es tuyo.

  • Existen varias formas de revivir gabinetes antiguos sin tener que hacer grandes inversiones o cambiarlos de forma definitiva. Existen, rollos tipo pegatinas con grandes diseños que se colocan fácil y rápidamente o bien puedes encontrar paquetes con varias calcomanías en donde podrás crear un patrón aleatorio ya sea en esos gabinetes o en una pared grande.
  • Coloca tu sello en tu nuevo departamento antes incluso de que entres por la puerta de entrada con un felpudo con monograma.
  • También podrías ir a una venta de sofá camas y hacerte de uno, para esas visitas inesperadas que nunca faltan.

Como verás son detalles que realzarán tu hogar y podrás sentirlo como propio.