El ARAMA OLVIDADA

Hace unos días estuvimos en México donde fuimos a presentar una exhibición de aviones en venta para además presentar nuestros nuevos modelos de aviones miniatura de 6 asientos cómodos capa ces de volar inclusive a lugares tan lejanos como el este de Europa sin tener que reabastecer los tanques de gasolina , gracias a una tecnología nueva con la que contamos.

Asimismo , debido a que pasamos unas semanas en ese lugar , recibimos una invitación de un amigo nuestro arqueólogo quien a su vez presento una exhibición de las piezas que encontraron en los seis meses de intensivos trabajos de excavación que llevaron acabo.

Las excavaciones se llevaron acabo en las afueras de la Ciudad de México ; Puebla ; Veracruz ; y Yucatán ya que sospechaban que había mucho sepultado en la tierra mexicana que no se había encontrado , debido a que recientemente hubo un gran estallido tecnológico en este sector científico .

En efecto ,  mucho fue lo que se encontró , aunque no exactamente el sector en el cual estaban interesados en desenterrar – elementos indígenas- sino que se encontraron muchas cosas de origen español incluyendo 50 cañones y mas de 350 arcabuces , mismos que estaban expuestos de manera muy cuidadosa.

Los arcabuces son una de las piezas mas desafortunadas en la historia de los arsenales históricos ya que han curiosamente han sido opacados por sus predecesores así como por sus descendientes armamentísticamente hablando , sin embargo estos armamentos  merecen un crédito mucho mayor al que se les ha dado.

Los predecesores inmediatos del arcabuz son las ballestas , un armamento que se volvió muy famoso después de la tercera cruzada  , especialmente debido a la reputación que recibió tras ser el arma favorita de Ricardo Corazón de León , además de haber sido , muy irónicamente , una flecha disparada por un armamento de estos  lo que causo la muerte del gran rey guerrero en el norte de Francia.

El arcabuz era una mezcla entre un cañón pequeño cañón y la primera versión de un arma personal de fuego , un armamento que disparaba una pequeña bola de cuatro milímetros – inicialmente – cuya precisión era peor que mala por lo que tenia que ser utilizada a distancias menores de 50 metros para poder tener alguna oportunidad de ser efectiva , a diferencia de la ballesta que podía ser disparada con precisión a una distancia de 200 metros.

Sin embargo , si es que el proyectil del arcabuz llegaba a impactar , era la única arma del momento que podía penetrar una armadura de un buen grosor todas las veces que esta impactara , algo que era sumamente valioso.

Debido a esto , el arcabuz era utilizado por escuadrones aislados en el campo de batalla cuya especialidad se encontraba en la movilidad y velocidad lo que aseguraba sus impactos cada vez mas profundos.

Poco a poco , este legendario armamento fue llegando a la mano de todo soldado hasta que se convirtió por un tiempo en un arma estándar.