Cómo ser un dermahéroe y no morir en el intento

La dermatitis es una enfermedad que puede ser un infierno para quien la padece, la cual puede ser controlada pero jamás curada. Quien sufre de esta condición debe soportar cambios en su cuerpo con las erupciones, incomodidad social, comezón constante y hasta dolor. Son muchas cosas que en conjunto van mermando la salud física, emocional y mental de cualquier persona, y te lo digo yo, que no soy médico pero me considero un dermahéroe.

Mientras esperaba para hacerme unos análisis de sangre en unos laboratorios médicos, conocí la palabra dermahéroe en un blog sobre esta enfermedad, su creador es un joven español llamado Javier Cebrián, quien padeció de esta enfermedad y ahora se dedica a apoyar a gente en condiciones similares. Gracias a su experiencia y a información que ha obtenido a través del tiempo, ha logrado sacar adelante a personas de todo el mundo gracias a su blog, gracias a que los motiva a luchar y a enfrentarse a la dermatitis.

Para ser un dermahéroe es fundamental que tengas ganas de luchar, de combatir, de enfrentarte a todas las adversidades que esta condición te pone enfrente y estar listo para sufrir con la intención de tener una mejor vida. Porque no les voy a mentir, la dermatitis es incomoda, dolorosa y te pega en lo físico y en lo emocional. Por eso debes tener una fuerza de voluntad del tamaño de los Avengers o de la Liga de la Justicia.

Te enfrentarás a grandes villanos como la comezón, la cual es intensa y podría parecer que nunca se te va a quitar, además puede ser el factor principal para que tú mismo te provoques heridas al rascarte constantemente. Soportar la comezón es posible y lo primero que debes saber es aprender a controlar tus deseos de rascarte, además debes observar cuándo y por qué crees que te dan estos ataques. Algunos consejos que te puedo dar para que no te de comezón es bañarte con agua tibia o fría, pero no lo hagas por mucho tiempo, 10 minutos como máximo; por las noches evita sudar lo más posible, esto se logra durmiendo con ropa ligera y no usando muchas sábanas o cobijas; usa ropa de algodón preferentemente, evita las prendas que tengan algún tipo de material que te provoque cosquillas y comezón.

Recuerda que la mayoría de los héroes tienen compañeros que los ayudan a combatir el crimen, por lo que no debes sufrir con la dermatitis tú solo. Hay muchas formas de estar acompañado para que logres salir adelante. Lo primero que te recomendaría es apoyarte en un familiar, quizá tu mamá, tu papá, hermano o hermano, alguna tía o tío o con los primos, pues dicen que la familia siempre está para apoyarse, pero eso ya dependerá de tu situación con ellos. Podrías también pedirle su apoyo a un amigo que sea muy cercano o buscar alguna página, blog o comunidad donde haya gente como tú, con dermatitis. Estar acompañado siempre te dará ánimos y fuerzas para seguir con una lucha que puede ser un infierno vivirla, pero sé que tú puedes y lograrás salir adelante como lo hice yo. No hay mal que dure cien años.