La publicidad, el medio para dar a conocer tu producto

publicidad-urbana

“Si no te anuncias, no vendes y tu negocio perece”, es así de sencillo.

Y esto lo saben muy bien tanto los empresarios, los emprendedores y los especialistas en ventas y marketing.

Si no te anuncias estás destinado al fracaso, si lo haces mal, los resultados son igual de malos y ante la gran cantidad de publicidad que ahora existe en todos los medios posibles, hace que la competencia por destacar sea feroz.

El tema de la creatividad y el mejor uso de los recursos es a lo que los especialistas recurren para ofrecer un impacto del producto y garantizarle resultados a los dueños.

No es una tarea sencilla y se requieren de muchas horas de trabajo e inversión.

Recurrir a una agencia publicitaria para obtener resultados puede ser una jugada muy buena, ya que dejas en manos experimentadas esta tarea. Por lo que el elegir la que mejor te ofrezca resultados es un paso importante.

Debes, por un lado, saber que no todos los anuncios publicitarios están construidos de la misma manera, ni tampoco se transmiten por los mismos medios masivos de comunicación.

Esta diversidad te podría apoyar en tu toma de decisiones.

Por ejemplo, si buscas incursionar en la radio o televisión, estos avisos publicitarios se encuentran diseñados concretamente para estos medios y seguramente sabes que es de las publicidades más caras en el medio.

En cuanto a los medios gráficos, podemos encontrar aquella publicidad urbana, que es la que observamos en los grandes carteles de la ciudad, en una parada de autobús, las grandes marquesinas, en un muro o una valla.

Los espectaculares son una de sus variantes y deben ser eso, muy espectaculares, para captar la atención del transeúnte o conductor.

Con la llegada de internet, nació un nuevo concepto de publicidad llamado publicidad digital y ahora también se une a este medio la modalidad de publicidad por vía celular.

publicidad-urbana2

Es interesante observar que existen empresas que solo se enfocan a un solo tipo de publicidad, dejando a un lado al resto y suele ser la publicidad digital entre la más solicitada.

En cambio, vemos que las grandes corporaciones, por lo mismo de su capacidad económica, utilizan cuanto medio publicitario tengan a su alcance.

El diseño publicitario, el elegir a una agencia publicitaria y el darte a conocer, van más de la mano de lo que crees.

Gracias a los adelantos tecnológicos, ahora se cuenta con el reemplazo eficiente de aquel trabajo manual que requería de mucho tiempo y eso se reditúa en dinero, por lo que ahora se consiguen reducir los tiempos, la producción y la misma creación de diseños

Así que cuando decidas contratar a una agencia publicitaria, ésta platicará largamente contigo para conocer mejor tu producto y ofrecerte la mejor de las estrategias, ajustándose a tu presupuesto.

Para ello se consideran cuatro puntos fundamentales: lo que se diseñará, el grupo de personas a quienes va dirigido el producto, qué medios utilizarán para realizar la publicidad y finalmente, las características de la competencia.

Y curiosamente, estos principios no han cambiado con el tiempo ni con la tecnología.

Reestructurar

La reestructuración en la vida es un aspecto crucial para la renovación del ciclo que mantiene la fluencia del universo circulando de una manera saludable y perfecta, siendo esto algo que debemos de tener muy en mente y nunca oponernos.

Este proceso es uno que lo cubre todo, desde la reestructuración financiera, hasta la reestructuración mobiliaria, hasta la reestructuración personal de un individuo en mente, cuerpo y espíritu para poder encontrar la felicidad dentro de nosotros mismos, sin tener que irle a buscar en otros lugares.

Este es un principio que debemos de tomar muy enserio, ya que el propósito general  de la humanidad, además de reproducirse, es el cultivo de la felicidad, en el campo de este espacio reducido llamado vida.

La reestructuración y la felicidad, aunque parezcan ser conceptos separados, son conceptos no solamente similares, sino íntimamente relacionados de la misma manera en el que el remo se relaciona con la barca.

Nos pasa con mucha frecuencia a los seres humanos que deseamos cosas constantemente, cosas que mientras parezcan casi imposibles, incendian más nuestro deseo; sin embargo, al llegar ahí nos damos cuenta de que el fuego de nuestro deseo era artificial, un fuego creado por una extraña fuerza que no está escrita en el destino.

Lo mismo sucede en todos los aspectos de la vida.

El deseo de los hombres es como el viento, que impulsa a las embarcaciones a través de la tormenta, es una voz diseñada por el autor del universo para hacer que la fábrica del mundo cumpla sus ciclos, sin los cuales todo lo que existe en el plano ocular y del corazón, dejase de existir al aguarse bajo sus propias embarcaciones.

Esto significa que la voz del deseo puro es la voz de la verdad y si el deseo, al alcanzarse a sí mismo, desea renovar su búsqueda, entonces los hombres también hemos de renovar todo lo que existe y dejar ir el agua cuando ésta cubre las cavernas.

renovarse

El dejar ir o el perder la aprensión de las cosas es el superar el temor de encontrarnos con nosotros mismos, ya que no importa cuan vanidosa sea una persona, ésta nunca podrá verse al espejo por siempre, algo que fuera de la lógica tiene raíces muy profundas en la aritmética de la verdad.

Debemos de saber que el cambio es la única verdadera fuerza en el mundo, ya que lo único que es verdaderamente constante es la renovación.

El mundo digital, un mundo que desciende directamente del hombre, es un mundo donde las actualizaciones son tan importantes como el producto en sí y aquellos que ignoran las actualizaciones de sus aparatos digitales terminan simplemente por perderlos, ya que se le acorta la vida a dicho equipo.

Lo mismo sucede con nuestra mente.

Para poder renovar nuestra mente, tenemos antes que renovar nuestros pensamientos ya que una red enorme de pensamientos es lo que conforma la masa flexible de la mente misma.

Lo esencial no está a la vista

La industria en el mundo ha logrado un gran desarrollo, especializándose de formas que hace una década eran inimaginables.

Tomemos por ejemplo los teléfonos usados en las casa, las líneas fijas y los que ya pintan canas recordarán los teléfonos con un disco con el cual se marcaba el número al que se llamaría.

Gradualmente se fue cambiando a los aparatos con botones, hasta que finalmente los de disco, desaparecieron.

Los primeros teléfonos móviles tenían una pequeña pantalla gris con números y letras en negro. Pocos eran los que tenían algún indicador de color y años después, los teléfonos móviles son dispositivos sin teclas, que tienen una pantalla que muestra imágenes y colores nítidos.

En esta industria, los cambios fueron muy drásticos y visibles para todos.

Si hace una década le hubieran preguntado a personas al azar sobre lo que les gustaría que los teléfonos hicieran, la lista sería fácil de elaborar y mucha gente coincidiría en la opinión.

Si esta misma pregunta se hiciera hoy en día, las listas serían más pequeñas, sin embargo pocas de ellas coincidirían, debido a la gran especialización que se tiene hoy en día en cuanto a los usos de un teléfono móvil.

Puede haber dos o tres modelos que aparentemente son lo mismo, pero la tecnología que existe detrás de ellos puede ser extremadamente distinta y ser difícil de apreciar.

Pero esto no es privativo de las empresas que producen los artículos de mayor uso cotidiano, sino que dentro de la parafernalia de giros diversos que tienen la industria, las diferencias son cada vez menos obvias a la vista y se requiere un análisis más detallado para distinguirlas.

Recientemente tuve contacto con una empresa que fabrica y exporta equipo de construcción y uno de los ingenieros que trabaja en ella me comentaba acerca de lo complicado que puede resultar el envío de los equipos que ellos manejan.

Los envíos que realizan pueden ir desde grúas y grandes vehículos, hasta piezas que pueden ser pequeñas pero se envían en un gran volumen.

Si se tratara de zapatos, seguramente todo se resolvería con cajas de cartón, pero en el caso de esta empresa, se requieren embalajes muy especializados que deben elegirse cuidadosamente.

Tuve la oportunidad de visitar una de estas empresas y me quedó claro este punto cuando llegamos a una de las áreas de embalaje, en donde se colocan grandes bases de madera y otros materiales protectores, fijados con ayuda de flejadoras, que harían las veces de un cordel que amarra un paquete, pero cuando observé con detenimiento cómo lo hacían, me di cuenta que cambiaban de flejes al realizar el embalaje.

Al preguntar a los operadores, me comentaron que aun cuando los flejes son similares en apariencia, varían mucho en cuanto a su resistencia y propiedades, siendo algunos más apropiados que otros en ciertas situaciones.

Como lo dije, son aparentemente lo mismo, pero los distintos flejes son resultado de procesos de fabricación muy diferentes entre sí.

No se trata solamente de crear largas laminillas de acero, sino que también deben adquirir propiedades de dureza, flexibilidad o rigidez, ligereza o resistencia que solamente dependen de esa tecnología que no está al alcance de nuestros ojos.

En estos días, los cambios son menos visibles, pero van más allá de la imaginación y lo que nos corresponde es mantener esa capacidad de asombro que nos hace disfrutar de este mundo moderno.

La importancia de conocer a nuestro socio

Los pasados dos meses han sido un periodo de tiempo de alta tensión para nuestra compañía, ya que estuvimos en negociaciones muy inciertas en decisión, cambiando diariamente de arriba abajo, como un buque en un mar picado.

Después de un sin fin de horas de trabajo, reuniones y cambios de decisiones con nuestros, en ese entonces, posibles socios chinos, llegamos a un acuerdo y firmaríamos un contrato con ellos en persona.

Los chinos propusieron que la firma de contrato sea aquí en México, algo que nos quedó como traje a la medida y nos haría todo mucho más sencillo que si fuéramos nosotros hasta aquel viejo país, donde el idioma simplemente se encuentra fuera de nuestro alance.

Como venían de visitar a unos socios norteamericanos, los chinos se quedaron en uno de los lujosos hoteles en Ciudad Juárez, cerca de la frontera, donde los huéspedes tienen todo un universo de elementos a su disposición, convirtiéndose así en una extensión mejorada  de su propia casa o de su oficina, a modo de que nadie se siente lejos de su fortaleza.

En un momento de tal importancia y cuando todo puede cambiar con una firma para bien, es muy importante asegurarnos de que esto pase de la mejor manera posible o simplemente que pase.

Muchas veces sucede que aunque tengamos una respuesta oficial, en este caso la firma del contrato, el resultado de arduos meses de trabajo puede cambiar  en el transcurso de unos simples minutos, ya que nadie está obligado a firmar nada en contra de su voluntad.

A su vez, debemos saber, aunque muchas veces sea muy difícil, que son pocas las personas quienes son fieles a su palabra y quienes realmente hacen aquello que dicen sin cambios ni ajustes al acuerdo original.

Young speaker at a business meeting giving a presentation.

Las decisiones de carácter mayor y las direcciones que éstas tomen, están basadas, más que en el posible beneficio de los resultados, en la confianza que inspire la contraparte, ya que nadie querrá arriesgar nada y mucho menos cosas mayores con personas en las que no confían.

Es por esta razón, si es que queremos hacer grandes tratos, que debemos entrenar, tanto a nuestra gente como a nosotros mismos, a inspirar confianza y profesionalidad.

Algo que es clave para cumplir esta tarea de una manera satisfactoria, es el confiar en nosotros mismos antes de esperar que las personas confíen en nosotros, particularmente si somos desconocidos.

Otra manera de crear un ambiente de confianza es tomando y demostrando interés por la o las personas que conformen a la contraparte, de una manera sincera, ya que de este modo sentirán que están tratando con personas decentes y empáticas, dos virtudes básicas para el cultivo de la confianza.

Aunque esta regla es necesaria para formar una relación comercial fructífera con todas las personas, lo es más cuando amabas partes son de culturas distintas, esto es simplemente por el hecho de que los seres humanos no confiamos en lo desconocido, algo que desaparece al momento de sentirnos en territorio sólido, es por eso que debemos conocer a otras culturas.

Pese a todo el nerviosismo, al final del día todo resulto de maravilla.

El sistema romano

Recientemente fuimos a Italia de vacaciones y a ver muchas tiendas de pisos de madera, para tapizar todos nuestros barcos que producimos en México, ya que en Italia se encuentra la mejor calidad de pisos de madera.

Cerca de la última tienda que fuimos se encontraba un pequeño museo con artefactos del imperio Romano y una breve explicación de cada uno, ya que los pequeños detalles eran los que hacían a Roma.

Al estar caminando a través de los estrechos pasillos del antiguo museo (que es en realidad una viejísima casa del tiempo de Roma) escuché a una persona decir que creía imposible que esas simples reliquias  (una Lorica Segmentata, un Scutum, una pequeña espada y una daga) hubieran creado a uno de los imperios más magnánimos en la historia de la humanidad, algo a lo que por supuesto no contesté nada; sin embargo, es un hecho que esas antiguas reliquias fueron las que crearon a Roma y a su imperio.

El imperio romano se convirtió en lo que fue debido a la eficiencia de las legiones de las tropas imperiales, quienes llegaron, vieron y conquistaron, como bien decía Cesar.

Un imperio es un conjunto de reinos y provincias quienes responden a una misma cabeza, llamada emperador.

 

Hemos de saber que los imperios jamás se hacen por la paz y que nadie forma un imperio con amabilidad, sino que éste se hace siempre por la fuerza y en el campo de batalla, donde uno no sólo debe derrotar al enemigo, sino enviar un mensaje claro y conciso al mundo entero sobre qué es lo que pasa cuando las tropas imperiales llegan a un lugar.

Los ejércitos romanos eran los mejores, no por sus números ni por su fuerza bruta, sino que muchos de sus enemigos poseían, sino por su organización impecable, el ojo de sus generales y las tácticas empleadas por cada legionario, quien sabía perfectamente qué hacer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo cuando en el campo de batalla.

A diferencia de los bárbaros (pueblos no romanos) cuyo mayor objetivo era crear caos en el campo de batalla mediante la utilización de gritos, trompetas, pinturas corporales y enormes armas personales, los legionarios peleaban en destacamentos cuadrados de 80 a 100 soldados protegidos por un gran escudo rectangular y ligeramente arqueado hacia el cuerpo del legionario llamado Scutum, equipados con una lanza aerodinámica capaz de traspasar de lado a lado hasta el cuerpo más robusto y armados con una pequeña espada de menos de medio metro y una daga diseñada para perforar áreas blandas y estratégicas como riñones, axilas, estómago y pantorrillas.

Estos grandes cuadros de legionarios se acercarían a 15 metros del enemigo, lanzarían sus lanzas, después irían  a la carga sin perder formación, impactarían al enemigo con sus escudos y los apuñalarían con sus espadas cuando los adversarios levantaran la espada para impactarles. Finalmente lanzarían una carga de caballería ligera a cada flanco para desorientar y aniquilar al enemigo.

Este sistema de batalla fue lo que hizo de Roma un imperio.

La conquista y sus estatutos

El día de hoy fuimos a dar una presentación a unas oficinas muy bonitas, que me llamaron mucho la atención por la fidelidad arquitectónica que éstas tenían al periodo al que ese lugar perteneció alguna vez, ya que hasta los muebles de oficina embonan con aquella arquitectura de una manera perfecta con la atmósfera virreinal que ahí se respiraba. Quizás el único elemento de modernidad, aparte del equipo de cómputo, eran las láminas de acrílico que se implementaron para separar algunos cubículos.

Al momento de admirar los alrededores, me puse a pensar en el trauma cultural que se dio con el fenómeno de la conquista española del continente latinoamericano, cuando dos civilizaciones chocaron a tal grado que terminaron creando una sola.

Antes que nada, es muy importante entender que los territorios conquistados por los exploradores españoles en estas tierras no eran iguales ni en nomenclatura ni en ejecución política, debido a que estaban estrictamente segmentados conforme a la importancia que cada territorio tuviera ante la oficialía de la corona española.

Los territorios conquistados estaban divididos en tres categorías principales:

  1. A) Virreinatos
  2. B) Colonias
  3. C) Territorios

El entendimiento de las diferencias entre estos tres tipos de administración es crucial para entender el fenómeno de la Conquista, ya que estas nomenclaturas políticas  dictaminaban en gran medida el estatus, tanto de los conquistadores como de los conquistados, su nivel de vida y la relación tripartita que se llevaba entre estos (por tripartita me refiero a la relación entre conquistados, conquistadores y Corona Imperial).

Un virreinato era una locación geográfica completamente domesticada ante los modos políticos, sociales y económicos de la corona, al tener un código de leyes y un gobierno ordenadamente establecido, dirigido por un Virrey, actuando en representación del emperador español, cuya lealtad está dirigida a la península Ibérica.

Una colonia es un espacio geográfico modestamente poblado por individuos de otro país, donde el dominio del lugar todavía está en disputa y aún no hay un gobierno legalmente establecido; sin embargo, existe una administración en vías de desarrollo, generalmente manejado por un hombre con una capitanía real.

Un territorio es un espacio geográfico donde no hay población de otro país, sino solo una fuerza militar de conquista o de reconocimiento, donde el dominio es inexistente; sin embargo, está en proceso y en planeación.

Toda Latinoamérica estaba inmersa en alguno de estos tres procesos, los primeros dos siendo los más comunes, ya que territorios habían pocos, debido a que todo estaba o conquistado o en proceso de conquista.

Los territorios más extensos y famosos se encontraban del otro lado del río Bravo, en lo que hoy es California, Nuevo México, Texas y Arizona, donde solo habían un par de misiones franciscanas (como en San Francisco) y los naturales gozaban un nivel de autonomía absoluto.

virreinato

En la zonas virreinales, aunque más establecidas, la relaciones entre naturales, criollos y españoles era más espesa, ya que los últimos tenían las llaves del destino de todos los indígenas.

En las colonias, aunque llenas de violencia, había más casos entre tratos y acuerdos, entre los naturales y los colonizadores, debido a que los roles aún no estaban definidos.

Si eres latinoamericano y quieres entender bien a tu país, fíjate si tu nación era colonia, territorio o virreinato.

Hacer y rehacer carrera

Si no fuera por mi actual trabajo, no sabría que existen artefactos como las básculas para camiones, y que son de suma importancia para la seguridad vial y urbana, porque permiten conocer el peso exacto de los vehículos de carga, con y sin contenidos. Se dice que la vida es un constante aprendizaje, pero en los inicios de mi carrera, jamás hubiera imaginado que llegaría a saber algo así.

estudiante

Yo estudié literatura y como todo el que se decide por una vocación semejante, estaba más que preparado para una vida de angustias y privaciones… Bromas aparte, lo que tenía previsto era una carrera en la docencia o la investigación, los ámbitos que más se vinculan con las disciplinas humanistas. Y ya en un plano más idealista que prospectivo, también acariciaba el anhelo de publicar alguna obra.

No obstante, desde los primeros semestres de la licenciatura, empecé a descubrir la terrible realidad; amaba leer y escribir, disfrutaba todo lo que aprendía, y asimilaba con gran facilidad las reglas y directrices necesarias para elaborar los trabajos de investigación que se requerían en el ámbito académico. Sin embargo, todo el placer y la confianza desaparecían cuando tenía que hacer una exposición en público o participar como ponente en un congreso. Ambas actividades eran elementales para cimentar las carreras de un docente universitario, así que pronto empecé a cuestionar mi elección de carrera, pues ¿a qué otra cosa podía dedicarme como licenciado en letras, si no era a la enseñanza?

La posibilidad que me quedaba era apostarlo todo a la publicación de mis obras, pero tendría que escribir varios best sellers para asegurar mi diario sustento, pues el porcentaje de regalías que reciben los autores de una obra es apenas el 10 por ciento y para que eso resulte una cantidad significativa, es precioso acumular muchas ventas. Y la verdad es que yo no deseaba sólo escribir por hacer números; quería crear algo con lo que me sintiera satisfecho y cuya lectura yo mismo disfrutara.

Pese a lo que entonces me parecía un muy negro porvenir, me negué a dejar inconclusos los estudios universitarios. Tenía que terminar lo que había comenzado y para darme ánimos, me decía que tal vez con el tiempo y la adquisición de conocimientos, lograría desarrollar las habilidades necesarias para enseñar o encontraría una alternativa para ganarme la vida haciendo lo que me gustaba.

blogger

Esto último fue lo que sucedió, gracias a un maestro a quien nunca olvidaré. La asignatura que impartía era literatura medieval, mas, para tratar con un tema que muchos podrían considerar retrógrada, el profesor estaba muy a la vanguardia en lo que a recursos didácticos se refiere. Participaba en un proyecto de digitalización de textos antiguos, por lo que todas las lecturas con las que trabajamos estaban disponibles en línea. En las primeras clases nos presentó nociones como tags, hipertextos y backlinks, cuestiones que nos parecían completamente desvinculadas del tema de la asignatura, pero que pronto formaron parte del habla cotidiana dentro del aula.

Pero lo que resultó más innovador en su momento, y lo que me abrió un nuevo camino para el desarrollo profesional, fue lo que nos solicitó como trabajo final. No había que hacer un ensayo o un trabajo de investigación, como en la mayoría de las clases; sino un blog, con textos serios y bien fundamentados, pero escritos en un lenguaje accesible a un público amplio y con recursos digitales que contribuyeran a la difusión de la literatura. Fue así como descubrí el blogging, área en la que trabajé varios años como escritor independiente y gracias a la cual entré a trabajar como editor de contenidos informativos en una compañía de planeación y diseño urbano (ahí fue donde aprendí lo de las básculas).

A veces, la idea de “hacer carrera” se interpreta como elegir una profesión o actividad, prepararse para desarrollarla, encontrar un trabajo y perseverar en él durante toda la vida. Pero la experiencia me ha demostrado que para dedicarse a lo que uno realmente disfruta, sin renunciar por ello a una buena calidad de vida, es necesario hacer y rehacer.

creatividad

 

 

La venta de la luisiana

El día de mañana haré un viaje del cual tengo altas expectativas y ha de durar tres semanas y cuatro días.

Primero volaré a Monterrey en un vuelo de VivaAerobus, donde veré a uno de mis amigos, con quien manejare hasta la ciudad de Baton Rouge; ahí pasaremos una semana y después conduciremos a la vieja ciudad de New Orleans, un lugar del mundo muy especial.

new-orleans

De todos los estados de la Unión Americana, Luisiana es el estado con la mayor historia, así como probablemente la más interesante, que muchas veces hasta los propios norteamericanos no la conocen adecuadamente, aunque haya sido el establecimiento de este estado el que le haya hecho a los Estados unidos aumentar más del doble en tamaño y el puente para llegar y dominar todos los territorios de la costa oeste.

A principios del Siglo XIX, Napoleón Bonaparte estaba en guerra con todas las monarquías de Europa, quienes querían a toda costa extinguir el incesante fuego de la Revolución Francesa, cuya influencia amenazaba fuertemente a la Europa conservadora.

En el año de 1798, Francia había perdido toda su flota a manos de las fuerzas navales británicas, un golpe muy duro para la economía francesa, debido a que sin el uso de su flota era imposible proteger el mercado proveniente del Caribe, ya que los británicos y los holandeses hacían muchos bloqueos comerciales con sus flotas, esto siendo un acto que podría quebrar económicamente a Francia en muy poco tiempo, consecuentemente impidiéndoles mantener a sus tropas activas.

louisiana

En esos años, Francia era dueña de más de la mitad de lo que hoy son los Estados Unidos de Norteamérica y cubrían todos los estados desde Luisiana, hasta Montana, un territorio sumamente extenso, en el cual los franceses realmente no estaban haciendo nada.

Por el otro lado, los ojos del presidente norteamericano Thomas Jefferson  se extendían hasta el oeste, soñando de una manera objetiva con poder unir el océano Pacífico y el Atlántico, a través de una sola nación de americanos libres y soberanos.

El presidente Jefferson, siendo el hombre hábil que era, sabía muy bien por la posición que atravesaba Francia, una nación por la que tenía mucho amor, ya que pasó 5 años ahí, durante la guerra de independencia norteamericana, tratando de negociar una alianza con el rey Luis XVI y su esposa María Antonieta, un objetivo que terminó por cumplir.

Conociendo bien el clima político que se vivía, el presidente Jefferson invitó a una delegación Francesa a Washington, para negociar una posible compra del territorio por el gobierno del los Estados Unidos.

Las negociaciones fluyeron muy bien, ya que en ese entonces, gracias al presidente Jefferson, existían muy buenas relaciones bilaterales.

El gobierno de Napoleón Bonaparte decidió vender ese territorio por la humilde cantidad de 15 millones de dólares.

Muchos ministros del gobierno francés estuvieron en desacuerdo, a lo que Bonaparte les contesto “Los ataques frontales no siempre son los mejores, es por eso que decidí fortalecer a esa humilde nación que un día pondrán a los británicos de rodillas”; ese día  llegó en el año de 1812.

Louisiana2

 

Tu plataforma tecnológica en buenas manos

Hoy en día, todas las empresas, sin importar su tamaño, requieren algún tipo de plataforma tecnológica para llevar a cabo sus operaciones. Desde una pequeña tienda que implemente una terminal paga pagos con tarjeta, hasta una empresa que necesite soluciones de almacenamiento, telecomunicaciones y seguridad, todas las compañías tienen por lo menos un recurso tecnológico en el que se basa su funcionamiento y al cual deben mantener en óptimas condiciones.

Existen dos alternativas principales para instalar, dar mantenimiento y reparar el equipo y los sistemas tecnológicos; una de ellas es contratar personal que se integre a la plantilla de la empresa y que de esta forma tenga una disponibilidad inmediata cuando haya que implementar una solución; la otra es la de contratar empresas de soporte técnico, que se hagan cargo de todo lo relacionado con las Tecnologías de la Información (TI).

La ventaja de tener un equipo de TI de planta es que además de poder recurrir a los profesionales en el momento que sea necesario, la información sensible de la empresa no quedará en manos de agentes externos. Al contratar directamente al personal se puede tener un mayor control de sus capacidades y referencias, lo cual, por lo general, se traduce en mayor seguridad y confianza. Por otra parte, si la empresa maneja una gran cantidad de recursos tecnológicos e información, es conveniente que cuente un área bien estructurada de TI.

Ahora bien, las empresas especializadas en soporte técnico también ofrecen beneficios y garantías. La mayoría de ellas brindan soporte 24/7 y asistencia inmediata, por lo que es como tener un equipo de TI en casa. En muchos casos también brindan servicios de consultoría, por lo que son una buena opción para las empresas que apenas comienzan y no tienen una idea clara de sus necesidades y posibilidades en materia tecnológica. También constituyen una excelente alternativa para los negocios que manejan grandes cantidades de información, pues cuentan con servidores y equipos que les permiten garantizar el almacenamiento adecuado.

SoporteTecnico2

Si ustedes han pensado en contratar los servicios de este tipo de empresas, les recomendamos prestar atención a los siguientes puntos, para que pongan su plataforma tecnológica en buenas manos:

  1. Servicios y soluciones

Si la oferta de una empresa de TI es limitada en este ámbito, probablemente no tenga demasiada especialización y experiencia. Las empresas mejor calificadas brindan variedad de servicios y soluciones, que pueden adaptarse a las necesidades de cada compañía.

  1. Referencias

La confiabilidad de un proveedor de servicios siempre es una característica importante. Pero resulta crucial cuando lo que se va a manejar es información sensible de la compañía. Por tal motivo, es muy importante verificar las referencias y conocer la opinión de otros clientes. La mayoría de las empresas presentan en sus sitios web una sección con sus clientes más importantes; sin embargo, no está de más el comprobar la veracidad de dicha información en tanto sea posible.

  1. Disponibilidad del servicio

Como ya mencionábamos, la principal ventaja de contar con un equipo de TI dentro de la empresa es que las soluciones se pueden tener en el momento en que se requieran. Sin embargo, muchas empresas de soporte también brindan ésta garantía e incluso tienen horarios de atención más amplios. Antes de contratar, revisen bien cuestiones como los tiempos de respuesta o los horarios de atención.

Medidas de seguridad imprescindibles para tu negocio

En algunos de los lugares en donde he dado conferencias acerca de emprendimiento y desarrollo de negocios, me han tachado de exagerado cuando digo que uno de los requisitos esenciales para arrancar es la instalación de sistemas de seguridad.

Pero si bien hay países y ciudades en donde los asaltos a comercios o los atentados contra la seguridad de los emprendedores son todavía una rareza, lo cierto es que ningún lugar en el que se manejen mercancías, equipo tecnológico, dinero en efectivo, o cualquier otro bien que pudiera ser codiciado por la delincuencia, debe estar desprotegido.

seguridad-negocios

Una buena cerradura, protección en las ventanas y un sistema de alarma que dé aviso a la estación de policía más cercana son apenas los puntos básicos. Como bien saben los especialistas de las empresas de seguridad privada en México, un país donde la delincuencia se ha sumado a los numerosos obstáculos que deben superar los pequeños negocios, es necesario un trabajo coordinado entre la policía, los empresarios y los trabajadores para prevenir el crimen.

Respecto a lo que podemos hacer como emprendedores, para evitar ser víctimas de la delincuencia, existen varias medidas que no debemos omitir y que junto con un buen equipo de seguridad nos ayudarán a evitar pérdidas y, sobre todo, a prevenir tragedias.

Los menciono a continuación:

  • Colocar cerraduras en puertas y ventanas y asegurarse de que todos los encargados del negocio sepan manejarlas. Si es necesario, solicite a los consultores de seguridad o a la empresa encargada de la instalación del sistema, que imparta una capacitación para el manejo de cerraduras y alarmas.
  • Estar alerta y observar los alrededores, mientras se abre y se cierra el negocio. Lo más recomendable es que siempre haya dos personas para llevar a cabo esta operación, una que manipule las cerraduras y otra que vigile. Si se detecta una presencia sospechosa (un auto desconocido que lleva un buen tiempo estacionado en la zona o alguien que merodea en los alrededores), lo mejor es aguardar para abrir o salir del negocio y llamar a la policía.
  • No guardar más efectivo del necesario en la oficina o el local. Recomiende a sus clientes y proveedores que las transacciones se lleven a cabo por medios electrónicos, como pagos con tarjeta o transferencia bancaria. Si el manejo de efectivo es imprescindible, deposite la mayor parte de ello en el banco.
  • Cambiar con frecuencia el día y la hora para llevar a cabo los depósitos bancarios, así como la ruta que toma para ir a la sucursal. Los delincuentes son hábiles para detectar y aprovechar este tipo de rutinas.
  • Instalar iluminación adecuada dentro y fuera del local. Si el alumbrado público es deficiente, habrá que hacer un esfuerzo por complementarlo. Evite los accesorios, decorados o recursos de almacenamiento que obstruyan la visibilidad.
  • Revisar cuidadosamente los antecedentes y las referencias al momento de contratar nuevos empleados. No asigne tareas ni responsabilidades que impliquen el manejo de información confidencial a personal de muy reciente ingreso o de quien no tenga referencias claras.

En los tiempos que vivimos, la seguridad es un asunto que concierne a todos y un tema en el que cada ciudadano puede y debe aportar algo para llegar a una solución.